Castellano | Euskera | English | Français

Parque de Aizkorri


La sierra de Aizkorri-Aratz alberga las más altas cumbres de la divisoria de aguas cántabro-mediterránea (Aitxuri 1.551 m), así como otras que conforman un macizo de gran atractivo y un punto de referencia para el montañismo vasco. Declarado recientemente parque natural, este área comprende unas 16.000 hectáreas.

Desde el punto de vista geológico y paisajístico se distinguen netamente dos zonas: las abruptas y rocosas crestas calizas, que pueden incluir llanuras de pastos en el valle como Urbia, y los encadenamientos de lomas y collados silíceos cubiertos de vegetación y dejando apenas ver la roca.

 Como en todas nuestras montañas calizas, los fenómenos kársticos son notables. Citemos los campos de lapiaz, torcas, dolinas y numerosísimas cuevas, algunas muy visitadas como La Leze en Eguino. Muchas contienen yacimientos prehistóricos y paleontológicos, como Arrikrutz y Aizkirri, con restos de león y oso de las cavernas. La sierra es, además, parte del Camino de Santiago. Desde el alto de Otzaurte, accederemos al túnel de San Adrián, cueva natural que ha servido a lo largo de la historia como vía de acceso entre Gipuzkoa y Álava. Por otra parte, hay numerosos yacimientos al aire libre, dólmenes, túmulos y monolitos, a los que hay que añadir un interesante patrimonio histórico-arquitectónico, representado por un buen número de ermitas, caseríos, etc., destacando el Santuario de Arantzazu y la propia villa de Oñati

La existencia de importantes superficies desarboladas posibilita que haya una importante cabaña ganadera. Los pastizales de la zona alta son aprovechados por miles de ovejas desde el inicio de la primavera hasta finales del otoño. 

Por otro lado, numerosas especies de rapaces (halcón peregrino, buitre leonado, aguililla calzada...) y aves forestales y de montaña sobrevuelan el cielo, mientras que anfibios como el tritón alpino pueblan los arroyos y charcas de altura. Entre los mamíferos, el elenco es variado, destacando el gato montés y la amenazada marta.

La riqueza que alberga en flora este espacio natural es muy importante. Conserva bosques (hayedos calcícolas y acidófilos, majoral y robledal de roble pedunculado en la vertiente alavesa de Urkilla-Elgea; áreas de roble albar y de robles calcícolas...), enclaves con flora muy especializada, entre los que destaca el de Arbarrain (montes de Altzania), y una interesantísima flora de montaña en los cresteríos calizos y áreas de lapiaz.

-Rutas, en la casa rural

- Si desean que un guia les acompañe y prepare una ruta a su gusto, ver ficha: Deporte y aventura

Más información sobre la Actividad